Retribución flexible vs Retribución en especie

Olga Robledo de Castro Manager

La retribución flexible ofrece a los empleados la posibilidad de solicitar que parte de su retribución se realice a través de la entrega de bienes o servicios con el fin de beneficiarse de las ventajas fiscales aplicables a éstos, permitiendo de esta forma que los empleados destinen hasta el 30% de su salario bruto anual a servicios exentos de IRPF

¿Qué ventajas ofrece la Retribución Flexible?

La principal ventaja para los empleados que deciden acogerse al plan de retribución flexible que su empresa tenga configurado, es que pueden ver aumentada su retribución neta, sin suponer un aumento de costes salariales para la empresa. 

¿Cuáles son límites de exención fiscal?

Es importante que conozcamos los límites de exención que aplicarán en función del producto o servicio elegido:

  • Restaurante: hasta 11 EUR diarios.
  • Transporte: hasta 1.500 EUR anuales en servicios de transporte público.
  • Guardería: importe 100% exento.
  • Formación: importe 100% exento.
  • Seguro Salud: 500 EUR anuales por beneficiario.

Diferencias entre Retribución Flexible y Retribución en Especie

La retribución flexible no debe confundirse con la retribución en especie tradicionalmente entendida. Ésta segunda, viene recogida en el Art. 42.1 de la Ley de IRPF, donde se determina que: “Constituyen rentas en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, aun cuando no supongan un gasto real para quien las conceda. Cuando el pagador de las rentas entregue al contribuyente importes en metálico para que éste adquiera los bienes, derechos o servicios, la renta tendrá la consideración de dineraria.

Es decir, que en los casos más tradicionales se trata de remuneraciones de carácter no dinerario que la empresa entrega a los trabajadores con carácter adicional a sus prestaciones dinerarias. 


En el modelo de retribución flexible la renta en especie hace referencia a la retribución que recibe el empleado en forma de bienes o servicios en lugar de dinero, por un pacto salarial en este sentido. Por ejemplo: un vehículo, un seguro de salud, ticket restaurantes… entre otros.

¿Cuál es el máximo que se ofrece como salario en especie?

Es importante destacar que el Art. 26.1 del Estatuto de los Trabajadores determina que “en ningún caso, el salario en especie podrá superar el treinta por ciento de las percepciones salariales del trabajador, ni dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero del salario mínimo interprofesional”

Por tanto, de cara a que los empleados puedan beneficiarse de las ventajas fiscales que la retribución flexible otorga, la empresa debe configurar un plan de retribución flexible para posteriormente ofrecérselo a sus empleados, y que éstos acorde a sus necesidades, elijan los productos y/o servicios así como el importe de salario que quieren destinar.


Suscríbete y recibe nuestra newsletter

Utilizamos cookies y tecnologías similares, propias y de terceros, para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entendido